© 2014 Servicios Ambientales y Culturales S.L.

PRESENTACIÓN

 

El Paisaje Escondido es una propuesta educativa destinada a alumnos de Enseñanza Primaria, Secundaria y Bachillerato que persigue acercar el conocimiento de la Arqueología como ciencia auxiliar de la Historia. Una ciencia que descubre el pasado, pero que también prepara el futuro: “Conocer quiénes fuimos para saber lo que seremos”, será el lema en torno al que nos reunamos para protagonizar nuestro particular encuentro con el pasado.

 

METODOLOGÍA

 

Como en casos anteriores se trabajará con la metodología de la experiencia y del descubrimiento, donde los participantes se involucran cognitiva y emocionalmente para llevar a cabo el programa.

 

La participación en El Paisaje Escondido genera una captación de conocimientos por parte de los participantes. El acto de la transmisión e incorporación del conocimiento se hará desde el punto de vista de las personas y/o desde el punto de vista de las situaciones, de suerte que el taller se comporta como una estructura orgánica de la enseñanza informal que persigue un aprendizaje transformativo.

 

Se planifica, por tanto, una enseñanza flexible y activa, que responde a intereses y suscita curiosidad. Cada sujeto elige la forma y la intensidad en la participación de las actividades, que tendrán un grado de dificultad moderado, convirtiéndose en un reto superable, lo que  potencia la percepción de autoeficacia.

 

ESTRUCTURA

 

El aula-taller se convierte para la ocasión en un espacio de trabajo en grupo y de debate. Las sillas y mesas se colocarán en semicírculo, dejando una en el centro que servirá de expositor para los sucesivos objetos con los que se trabaje.

 

La actividad se compone de varios apartados, cada uno de ellos supone un paso en la aplicación de la metodología arriba señalada:

 

  • Bloque 1. Saludo y presentación de los intérpretes de la historia

  • Bloque 2 “Contando historias de la Historia”

  • Bloque 3 “En el vientre de la madre tierra”

  • Bloque 4 “La inquietante presencia de los objetos”

  • Bloque 5 “En el orden está la respuesta”

  • Bloque 6 “Las personas son más importantes que los objetos”

 

 

Con ello se llega a dos últimas apreciaciones importantes:

 

 

  • Identificación y concepto de “patrimonio inmaterial”. Es decir, creencias, hábitos, costumbres, ideas identitarias…propias de la cultura de referencia a la que pertenece el objeto y que se han quedado “adheridas” a  su materia  como parte de una experiencia vital.

 

  • Los objetos como puentes de comunicación entre dos momentos en la Historia de la Humanidad, una, la de los hombres y  mujeres que fabricaron ese objeto, lo usaron, le confirieron con sus vivencias un sentido simbólico añadido y, la otra, la formada por los hombres y mujeres que, siglos después, se acercan curiosos a descubrir todos los mensajes de estos objetos polisémicos.

ARQUEOMANÍA: EL PAISAJE ESCONDIDO